La-energia-solar-domestica-1

La Energía Solar Doméstica. La Luz que cuida a tu Familia (y tu Bolsillo)

En este artículo te explicamos si te podría interesar, la Energía Solar Doméstica. Pese a que durante varios años el Gobierno, ha conseguido crear la sensación de que no podemos instalarnos placas solares fotovoltaicas en casa, no es así. Una de las preguntas más comunes, es ¿me interesa realmente la energía solar para mi casa? Aunque bien es cierto que durante algún tiempo han existido trabas y dificultades, hoy sí es rentable y sí interesa.

Para la mayoría de nuestros lectores y clientes, el mayor gasto mensual siempre está relacionado con los gastos de su vivienda en propiedad.

El problema de adquirir una casa, es que el gasto va mucho más allá de construir un techo bajo el cual cobijarse, puesto que hay que mantener nuestro hogar en condiciones razonables de habitabilidad y confort.

Para ello, es necesario contratar una serie de suministros como el agua corriente, la luz eléctrica o el gas.

Por poco tiempo que estés en casa, como mínimo necesitamos un suministro mínimo de energía eléctrica para que tú y tu familia podáis habitar vuestra casa con unos mínimos estándares de habitabilidad y confort.

Pero, al firmar el contrato de la luz, muchas personas sienten que están perdiendo libertad e independencia, ya que los consumidores tienen que aceptar sí o sí las condiciones ofertadas por las compañías (incluso aunque estas no sean satisfactorias).

Pero hay una alternativa para que no pierdas del todo tu independencia energética: se trata del autoconsumo eléctrico a través de la energía solar doméstica, la única forma de consumir la energía eléctrica que tú mismo generas.

Entonces, ¿por qué existe la creencia de que no se puede instalar y de que no interesa el uso doméstico de la energía solar? Por este motivo hemos escrito este artículo, para aclarar dudas de todos aquellos clientes y lectores, que estén pensando en construir una nueva casa o reformar su casa actual y quieran invertir en la energía solar doméstica.

La energía solar doméstica es asequible, eficiente y fácil de mantener, lo que la convierte en la opción ideal para iniciarse en el autoconsumo y reducir o suprimir la factura de la luz. La energía solar doméstica, se ha convertido en la mejor alternativa para ahorrar en tu factura de la luz. La instalación de placas solares resulta imprescindible para disfrutar de esta energía limpia y gratuita en tu casa.

La Energía Solar Doméstica. 7 Razones para Instalarla.

1.- Ahorro económico.

El primero de los motivos, lo encontramos en el deseo de ahorrar en la factura de la luz de nuestras casas. Como resulta obvio, la inversión en energía solar será más atractiva donde el consumo energético sea mayor. Cuanto mayor sea nuestra vivienda, y mayor sea nuestro consumo energético, más interesante será invertir en una instalación de paneles solares fotovoltaicos.

Cada año, en los meses de invierno, el precio de la luz se dispara, debido a la climatología y a los derechos de emisión de CO2, según explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Una subida que cada vez es más significativa y que agrava la pobreza energética, año tras año.

Según un estudio de Facua, la factura de la luz se ha encarecido un 78% en los últimos 15 años, llevando a los españoles a pagar unos 926 euros de media durante 2019 (aproximadamente 400 euros más que en 2004). El estudio destaca, sobre todo, la subida imparable del término fijo de la factura de la luz, que ha subido en los últimos 15 años un 152,8% (de 1,73€/kW a 4,36€/kW en la actualidad).

Pero no te preocupes no todo son malas noticias. Se estima que el coste de “una instalación de energía solar fotovoltaica media” ha descendido cerca de un 75% en los últimos 15 años.

Este descenso en los costes de la instalación de la energía solar, unido al imparable aumento año tras año de la factura de la luz, provoca que invertir en placas solares resulte muy interesante.

El periodo de amortización actualmente se sitúa entre los 4 y los 7 años.

Además, el mantenimiento de las instalaciones fotovoltaicas es un mantenimiento mínimo, de carácter preventivo y muy económico.

Dos aspectos a tener en cuenta. Por un lado asegurar que ningún obstáculo haga sombra sobre los paneles solares. No dejemos que los árboles crezcan demasiado y hagan sombra sobre nuestras placas solares.

Otro aspecto del mantenimiento de nuestra instalación, es mantener limpias nuestras placas solares fotovoltaicas. Así evitaremos la pérdida de rendimiento por acumulación de polvo, polen y suciedad.

2.- Contribución al medioambiente.

 Si, ya sé que seguramente no eres socio de Greenpeace. Pero no me digas que no quieres dejar este planeta un poquito mejor a como te lo encontraste. Seguro que alguna vez has pensado en tu legado, en la herencia que le vamos a dejar a nuestros hijos, a nuestros nietos. Por eso, me gustaría darte algunos datos para añadir otro motivo más a la instalación de la energía solar doméstica.

Una sola instalación de energía solar fotovoltaica en una vivienda, compensa 178 toneladas de dióxido de carbono durante 30 años, lo que equivale a plantar 10 campos de fútbol de árboles.

En lugar de quemar combustibles fósiles que están matando el planeta poco a poco, las placas solares no dañan el medio ambiente. No emite ningún tipo de residuo ni gas contaminante.

En una sociedad cada vez más concienciada con el medioambiente, muchas de las empresas y familias que han optado por instalar placas solares, lo han hecho única y exclusivamente con la intención de aportar su granito de arena en la preservación y cuidado de nuestro planeta.

Y es que evitar las emisiones de CO2  a la atmósfera, a diferencia de lo que sucede cuando la energía se obtiene de la combustión de fuentes no renovables como el petróleo o el carbón, es un asunto que cada vez se busca más en todos los ámbitos y sectores.

Si nos atrevemos a afirmar que la energía solar es la energía del futuro es, precisamente, debido al nulo impacto medioambiental que tiene su utilización. Es la energía del futuro, porque en nuestra opinión debería ser la energía del presente. Esta transición energética se ha visto frenada por el interés de unos pocos, pero este proceso es imparable.

3.- Aumento del valor de tu casa o Inmueble.

La energía solar doméstica, incrementa el valor de nuestro inmueble, ya que nuestro inmueble pasa de ser un pasivo, que saca dinero de nuestros bolsillos, a ser un activo que genera dinero y ahorro en nuestra cuenta corriente.

La energía solar doméstica seguirá siendo una inversión rentable para tu casa.

Un reciente estudio del Departamento de Energía de EE.UU. demostró que los posibles compradores de viviendas están dispuestos a pagar una prima de 15.000 dólares por una casa equipada con un sistema solar fotovoltaico de tamaño medio. El sistema solar promedio utiliza 3.200 vatios.

 

4.- Mejora del Certificado Energético.

Una instalación de placas solares, también mejora la clasificación en el certificado energético de nuestra vivienda o inmueble. Este certificado es obligatorio desde el año 2013, y se requiere tanto para la compra-venta de una vivienda, como para el alquiler de la misma.

5.- Hogar autosuficiente, libre e independiente.

Los generadores se pueden romper, los combustibles fósiles se pueden agotar y las empresas de servicios públicos se pueden disolver. La energía solar es inagotable. De hecho, el sol suministra aproximadamente cuatro millones de toneladas de energía cada segundo, y la humanidad sólo usa el 0.0001% de esa cantidad en el consumo de energía a nivel global. Así que nunca tendrás que preocuparte por que se acabe.

El Autoconsumo, te hará independiente frente a los caros proveedores de energía. A diferencia de un suministrador eléctrico, el Sol nunca aumentará sus tarifas.

¿Has pensado alguna vez en invertir en un retiro aislado de todo lo conocido?. Pues si lo hicieras, el Autoconsumo, sería prácticamente tu única opción energética. Ya que cuanto más lejos está nuestra casa de un núcleo urbano, más costará la instalación de energía eléctrica.

 

6.- Puedes beneficiarte de ayudas y subvenciones.

Las diferentes administraciones promueven una serie de ayudas para que quien quiera generar energía solar doméstica y le sea menos costosa la instalación de paneles solares fotovoltaicos.

Algunas comunidades españolas como la Comunidad Valenciana por ejemplo, dan ayudas de hasta un 20% del precio de la instalación de los paneles solares, haciendo que esta inversión sea mucho menos costosa y promoviendo así el uso de energías renovables.

También en muchos municipios hay ayudas con reducciones en el I.B.I. (Impuesto de Bienes Inmuebles) que pagamos todos los años.

Además, ya existen productos financieros adecuados para financiar estas instalaciones en buenas condiciones.

7.- Podrás cobrar el exceso de energía que produzcas.

Sí has leído bien. Cobrar el exceso de energía que vertamos a la red. La Ley actual permite a las compañías eléctricas compensar por el exceso de energía que produzcamos y vertamos a la red.

No puede considerarse estrictamente como balance neto. La compensación consiste en “energía por contraprestación económica”, es decir, el propietario de la instalación de las placas solares fotovoltaicas, recibe una retribución económica por su excedente de energía.

El valor de la energía vertida se estipula a precio horario de mercado deduciendo los costes de comercialización, siendo obligación de las empresas comercializadoras eléctricas, el cálculo de estas cantidades.

No te asustes, ya sabes que hoy día hay muchísimas comercializadoras, no tienes porqué ir a rogarle a Iberdrola o  llorarle a Endesa como antiguamente. Hay otras compañías como Holaluz, que nos lo ponen más fácil a la hora de firmar este tipo de contratos.

Con la introducción de estas medidas de compensación, la simplificación de los procesos o la aprobación del autoconsumo compartido, largamente esperada, el Real decreto 15/2018 deja atrás un marco legal que penalizaba el autoconsumo energético con renovables.

La Ley actual incentiva, la energía solar doméstica, equiparando así la normativa española a la de otros países europeos y situando a nuestro país en una mejor posición de cara al cumplimiento de los objetivos de energías renovables establecidos para 2030.

¿Cuánto cuesta instalar paneles solares en mi casa?

Alguien te dirá que es muy caro, incluso que se arruinó algún conocido invirtiendo en huertos solares, que las administraciones ayudan poco, que no hay profesionales cualificados para hacer este tipo de instalaciones, que no se amortiza nunca la inversión, etc. Vamos a desmontar estos tópicos.

Es normal que haya gente que hable con todos estos tópicos. Pero vamos a analizar la situación actual del Autoconsumo en España y de sus expectativas.  Hoy podemos posicionarnos en un nuevo escenario que por precios y por facilidades administrativas ha cambiado de forma muy favorable en poco tiempo.

A principios de los años 2000 el mundo ya tenía conciencia del desafío global al que nos enfrentábamos con el cambio climático, singularmente en España por nuestra dependencia del petróleo. La instalación de un kilowatio fotovoltaico costaba por esas fechas entre 6 y 7 veces más de lo que a día de hoy cuesta.

El Gobierno de España, decidió estimular la instalación de la energía solar fotovoltaica, a través de subvenciones a la producción, que con el tiempo se mostraron disparatadas e insostenibles.

Con la llegada de la crisis, todas estas ayudas se retiraron e hicieron que fondos, grupos de inversión, bancos, empresas y particulares cosecharan pérdidas que ocasionalmente llevaron a gente a la ruina. Ni hablamos de las instalaciones de Autoconsumo de esas fechas, que por lo desorbitado de su coste, no podían amortizarse a lo largo de la vida útil de la instalación.

Además, el Gobierno que surgió de la crisis publicó La Ley del Impuesto al sol de 2012, lo que frenó en seco cualquier posibilidad de crecimiento de la energía solar doméstica en España.

A día de hoy esto ha cambiado radicalmente, primero por el desplome de los precios de los paneles fotovoltaicos y segundo por la derogación del Impuesto al sol.

Por ejemplo, una instalación de 3,2 kWp (kilowatio pico) que costaba en 2007 sobre 30.000€, a día de hoy cuesta solo unos 5.000€ aproximadamente.

Esta instalación de paneles solares, podría ser una instalación tipo en la mayoría de los hogares españoles. Esta instalación, con la ley de 2012, no podía verter energía a la red. La legalización de la instalación de energía solar doméstica era compleja y tediosa, con una tramitación llena de trabas, lenta y cara.

Os contaré algo que le ocurrió a la dueña de una casa de campo. Su factura de la luz no bajaba de los 150 euros mensuales. Ella vive todo el año en un Chalet en el campo, porque no le gusta demasiado la ciudad.

Por poco que consumiera, siempre pagaba más de 120 euros al mes. Todo en su casa de campo, funcionaba con electricidad, la bomba para sacar agua del pozo, el alumbrado de las farolas, la cocina, la depuradora de la piscina, el riego del cesped…etc.

La dueña invirtió en una instalación de placas solares fotovoltaicas, con un coste de unos 5.000 euros. Ha pasado de pagar 150 euros al mes, a tan sólo 70. Tiene un ahorro de 80 euros mensuales. Su inversión estará pagada en apenas 5 años.

A partir de septiembre de 2019, toda esta situación cambió radicalmente, como no podría ser de otra manera. Hoy para legalizar una instalación de energía solar doméstica tan sólo hace falta un certificado eléctrico. Las legalizaciones se han simplificado, con lo cual el coste de la instalación también se simplifica.

La ley actual te permite verter la energía sobrante a la red, sin penalizaciones. Esto también permite reducir el coste de la instalación. La instalación es mucho más sencilla. Además, los excedentes producidos por nuestra instalación de energía solar doméstica serán compensados con el “balance neto” que ya hemos comentado en este artículo.

¿Puedo calentar agua con mi instalación de energía solar?

Generalmente, en sector de la energía solar, se diferencian las placas solares térmicas y las placas solares fotovoltaicas. Una placa solar térmica está pensada para, efectivamente, calentamiento de agua y generación de calefacción.

Luego están las placas solares fotovoltaicas. Estas placas son las que dotarán de energía eléctrica a mi casa y me permitirán vender a la red mi exceso de energía no consumido. Bien es cierto que, con el acondicionamiento adecuado, una resistencia eléctrica conectada a las placas fotovoltaicas e introducida en un depósito de agua, también pueden tener dicha función, aunque no es la más habitual.

¿Podría funcionar mi casa solamente con energía solar fotovoltaica?

La respuesta es sí, pero daría lugar a otra pregunta, ¿te interesa? Como bien dice su nombre la energía se produce cuando hay sol, por lo que si tenemos consumo nocturno tendremos que instalar baterías de almacenamiento de energía. Conforme mayor y más constante sea el consumo, mayor serán las baterías a instalar y más costosa la instalación.

Este tipo de instalaciones denominadas de Autoconsumo, son ideales para viviendas o inmuebles que están muy alejados de los núcleos urbanos.

Nuestra recomendación es evitar la instalación de baterías, siempre que estemos próximos a una línea de distribución eléctrica.

¿Cuánto durará mi instalación de paneles solares fotovoltaicos?

Depende de los materiales, pero los paneles fotovoltaicos están preparados para durar un mínimo de 25 años, siendo habitual que puedan tener una vida útil mucho mayor. Las baterías es el elemento que menos vida útil tiene, y dependerá del uso que se le dé y los ciclos de carga y descarga que soporte, pero se suelen cambiar entre 5 y 10 años según la tecnología. El resto de componentes depende de la ubicación y su mantenimiento, pero deben de poder vivir por lo menos 15 años. Todos los componentes tienen garantías y los paneles además deben tener una garantía del fabricante que te aseguren que generarán por lo menos el 80% de la potencia nominal a los 25 años de su puesta en marcha. La garantía más importante es la del fabricante de placas solares.

La energía solar doméstica. Conclusiones.

La energía solar doméstica no es cara y si puedes implantarla, no dudes en hacerlo. Si estás pensando en invertir en tu instalación de autoconsumo, contacta con nosotros para que te hagamos un presupuesto sin compromiso. Una vez aceptes nuestro presupuesto, no tienes que preocuparte de nada, nosotros nos haremos cargo de la instalación, de los certificados, proyectos, permisos, subvenciones y todo lo necesario para que sólo tengas que disfrutar de una energía limpia y gratis. No te tendrás que preocupar de nada.

 

Da el paso a la energía solar doméstica.

 

 

 

Te agradeceríamos que nos dejaras un comentario sobre este artículo. “La Energía Solar Doméstica. La Luz que cuida a tu Familia (y tu Bolsillo)”

Tu opinión nos interesa gracias.

 

Otro artículo de este blog que te puede interesar: “¿Qué no te importa la Orientación de tu Casa? ¡Pues Debería!”

 

Comparte esta Publicación

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

2 comentarios en “La Energía Solar Doméstica. La Luz que cuida a tu Familia (y tu Bolsillo)”

    • Hola Augusto. Normalmente hay 2 maneras de colocar los paneles. Siempre se colocan sobre estructura de aluminio para evitar la oxidación. Si tienes una terraza, esta se puede aprovechar para colocar la estructura de aluminio sobre bloques o bordillos de hormigón. Si no tienes terraza, se puede colocar la estructura de aluminio sobre la cubierta inclinada. Esta es una explicación a groso modo. Necesitaría más información para poder aconsejarte mejor. Puedes enviarme más información al correo: eduardo@construirmicasa.com
      Espero haberte sido de ayuda. Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Contacta

Síguenos

Más Entradas